martes, 4 de agosto de 2015

Excursión por la Gipuzkoa profunda


Hola Nenyacos, como ya sabéis este mes de agosto cerramos los sábados, este pasado fue el primero y quisimos aprovecharlo haciendo una excursión. Como no, queremos compartirlo con todos vosotros.

Decidimos irnos a la Gipuzkoa profunda, eso significa alejarnos de la costa. Cogimos la N-1 dirección Beasain y ahí nos desviamos hacia Zumárraga. Allí como algunos ya sabréis se encuentra la Catedral de las Ermitas : La Antigua. Grande, toda de piedra, impresiona al ser una ermita su gran tamaño. Pero al entrar lo mejor, toda de madera, ¡preciosa! Ese día había una boda así que estaba decorada con flores. Las vistas desde allí eran impresionantes.



 




A continuación nos fuimos hasta Arantzazu. Para llegar a Oñati, pueblo desde el que se accede al santuario, se puede ir directo desde Zumárraga o yendo por Bergara. Dos carreteras pintorescas, con sus puertos de montaña, con curvas en forma de herradura, por en medio de los valles más recónditos de Gipuzkoa. Una bonita forma de disfrutar del paisaje para los que les guste conducir (para los que se marean con facilidad, mejor ir por Bergara, quizás más largo, pero menos curvas).
Total, que nos plantamos en Arantzazu después de los 8 kilómetros de subida, hasta llegar a unos 700 metros de altitud.
El santuario es precioso, es todo una obra de arte maravillosa, desde las esculturas de Oteiza, las puertas de Chillida..., pero las vistas son de las que quitan el hipo. Construido sobre un precipicio, el santuario de Arantzazu encanta por su historia, por sus posibilidades de perderte por las decenas de rutas de senderismo que salen de sus puertas, pudiendo escaparte por los montes que tienes a tu alrededor, por poner un ejemplo, hasta las campas de Urbía, lugar de pastos por excelencia, o hasta el impresionante túnel de San Adrián, unión de Gipuzkoa con Alava, o por el camino de los peregrinos hasta donde te apetezca...
Total, que ahí estábamos, después de visitar Arantzazu, con nuestro peque bien alimentado (se había puesto de macarrones y de lomo hasta las trancas justo ante los 14 apóstoles de la iglesia), y pensando en nuestra siguiente parada.


Lo habitual es que después de la Ermita de la Antigua y el Santuario de Arantzazu nuestra siguiente parada fuera el Santuario de Loyola, recorriendo así la ruta de los 3 templos. Pero cuando se va con niños, también hay que pensar en ellos así que nosotros decidimos irnos al Embalse de Urkulu que se encuentra en Aretxabaleta. Desde Arantzazu se encuentra justo detrás del monte a 8 km pero claro, en coche el desvío es un poco más largo. Darien decidió echarse una siestecita y seguimos disfrutando de carreteras pintorescas. Situado en un bonito valle, rodeado de praderas verdes, encontramos el embalse. Muy bonito, con una islita en su interior. Fácil de aparcar y de acceder. En una de sus orillas decidimos hacer nuestro picnic, con tortilla de patata llevada de casa disfrutamos de las vistas mientras nuestro peque y nuestro perrito disfrutaban del entorno. 

 

A media tarde, como no hacía mucho sol ni calor, recorrimos el paseo que rodea el embalse. La ruta de 6,5km es un bidegorri bien cuidado, tardamos una hora y media, bastante bien yendo con un pequeñajo en su silla pero queriendo salir de vez en cuando para disfrutar de la naturaleza. 


 
Y eso fue todo; un día precioso, absolutamente recomendable. Así que ya sabéis, escapaos en cuanto podáis.
Saludos Nenyacos!

lunes, 27 de abril de 2015

Papás Frikis


¡Saludos Nenyacos!

Hola, somos Tamara y Alfonso, y somos papás frikis. Es duro reconocerlo, pero nos es imposible seguir negándolo. Al principio sólo eran pequeñas señales que nos delataban, pero conforme ha ido pasando el tiempo ha ido empeorando. Algunos amigos han tratado de advertirnos, pero otros, los muy ladinos, no hacían más que ayudarnos en nuestro frikismo.
Todo comenzó de forma inocente. Cuando supimos que íbamos a ser padres, le pintamos en un armario de su futuro cuarto la inscripción del anillo único del señor de los anillos. Era algo lógico, siendo nuestro libro favorito. Luego, como vimos que quedaba bonito, le añadimos la silueta de los 9 miembros de la compañía del anillo. (se convirtió en el armario único).
Pero un embarazo es muy largo, y nuestra imaginación jugaba en nuestra contra. ¡Y nos apasionaban tantas otras cosas! 
Empezaron a aparecer en nuestra casa muñequitos de goma y peluches muy especiales. Un R2D2 súper abrazable, cabezones blanditos de Darth Vader, de Lobezno, Thor, Hulk, Ironman, hasta Afrodita, de Mazinguer Z, con sus ¡pechos fuera!
Pero nos faltaba algo; nuestra mayor pasión común, Hayao Miyazaki, no estaba suficientemente representado. Solución: empapelar el otro armario ropero de su habitación con vinilos de todas sus películas. Así surgieron Totoro, Chihiro, Porco Rosso, Kiki, Mai, Nausicaa, Mononoke...


Pero como también nos gusta la astronomía, pues pusimos constelaciones en el mismo armario, con estrellitas que solo se ven en la oscuridad. Le pusimos la Osa Mayor, la Menor, Orión, el Cisne, el triángulo de invierno y el de verano, con Altair y Vega, y Adara, y Castor y Polux, y otras muchas estrellas que se observan en nuestro firmamento...
Y ya no pudimos parar: vinilo de Iñigo Montoya “tú mataste a mi padre, prepárate a morir”, en mitad del salón; el símbolo de Tolkien, en gigante a su lado; Gizmo, el gremlin bueno, al lado del teléfono, sonando su mítica melodía mientras se menea sin parar; calendarios frikis por doquier, de Mundodisco, de los Minions, de la princesa prometida, de lo que el viento se llevó.


Hablamos con nuestros amigos; mientras unos aseguraban que necesitábamos ayuda, otros nos regalaban bodis para recién nacidos frikis. Uno de Totoro, otro de superhéroes, luego uno de Big Bang Theory, con el piedra-papel-tijera-lagarto-spock! Así no se podía hacer nada.
Así que decidimos no luchar contra ello. Y nuestro hijo está creciendo en una casa repleta de cosas frikis, mientras le hacemos cajas con el logo de Batman y su nombre bien grande al lado. Le cantamos nanas de las mejores baladas heavys, junto con canciones de Joe Hisaishi, nos compramos los manuales para padres frikis, leemos las crónicas PSN, mientras su padre escribe un libro de cuentos con un simpático dragón de protagonista, y nuestra tienda Nenya comienza a tener un aspecto precioso con sus gorritas de Frozen, los Minions, los Avengers o Yoda.


El futuro se presenta de lo más apasionante. Apasionantemente friki.

¡Hasta pronto, Nenyacos!

miércoles, 22 de abril de 2015

Los gemelos Tapper se declaran la guerra (Geoff Rodkey)


¡Saludos Nenyacos!

Os vamos a contar una historia. Resulta que en nuestro blog de Nenya hablamos de muchas cosas. Casi siempre de cosas relacionadas con niños, alguna vez de la ropita de nuestra tienda, y de vez en cuando sacamos nuestro lado friki, y comentamos libros, pelis, o lo que haga falta.
Pues si tienes un blog y estás inscrito en Madresfera, pues resulta que tienes la oportunidad de apuntarte en diversas promociones, y en una de estas, realizada por Boolino, nos propusieron mandarnos un libro a cambio de hacer una reseña. Cuando leímos la lista de posibles libros, uno nos llamó la atención al instante:

Los gemelos Tapper se declaran la guerra, de Geoff Rodkey, publicado por RBA. ¿Y por qué nos llamó la atención? Por un montón de razones. El libro trata de la narración por parte de dos hermanos (un chico y una chica), de los motivos que les llevaron a una guerra declarada entre ellos, y de los hechos que sucedieron durante el conflicto. ¿Y qué? Os preguntaréis. Parece un libro juvenil como chopecientos de ellos. Ya, pero si resulta que Tamara tiene un hermano pequeño con el que tuvo (y tiene) discusiones y peleas antológicas, y Alfonso tiene un hermano gemelo con el que no dejó de pelearse como quien dice hasta antes de ayer, pues qué queréis que os digamos. Nos llamó la atención.

Nos hemos leído el libro en medio ti-ta. Tiene 215 paginitas, llenas de fotos, mensajes de watshapp, planos, mapas y demás. Vamos, que te lo lees en una sentada, si eres de los que tienes costumbre de leerte tochos de mil páginas cuando te aburres. ¿Y el resultado?

Pues unas risas, claro. Si tu hermana te quita el último trozo de pastel, que te correspondía a ti porque ella ya se había comido su parte, si a consecuencia de ello la dejas en ridículo delante de todo el colegio, pues ya está. La guerra está declarada. Lo que pasa a continuación son todo tipo de venganzas, planes elaborados (o no), con tal de hacerle la vida imposible a tu hermano o hermana. Durante esta guerra, que dura unos cuantos días, los padres de los gemelos se intercambian unos mensajes geniales cuando se enteran de lo que hacen sus hijos.

Vamos, que el libro es una gozada. Si tienes un niño que lee con soltura, dale el libro. Si tienes más de un hijo, dáselo a todos. Si eres padre o madre, léete el libro para hacerte un idea de lo que te espera cuando crezcan. Si ya han crecido tus hijos, léelo para recordar como te la liaban. Si tienes hermanos, te parecerá súper lógico lo que sucede. Y si no, seguro que te entretiene lo suyo, pues está escrito con una naturalidad genial.
Tapa dura, edición preciosa, cuesta 14€, y queda muy bien en la estantería. Si vas a alguna librería y lo ves, acuérdate de esta reseña, y dale una oportunidad.

O sino también puedes participar en este SORTEO donde regalan 20 packs del libro. Para participar dale en este enlace.






¡Hasta la próxima, Nenyacos!

miércoles, 8 de abril de 2015

Papillas Blevit


¡Saludos Nenyacos!

Ya tocaba entrada en el post, y en esta ocasión, os vamos a hablar de papillas. Sí, como lo oís, papillas. Como ante todo somos padres, y no solo tenemos una súper tienda de ropita infantil, pues nos apuntamos en una promoción de papillas Blevit, y nos mandaron un surtido para probar las papillas Blevit plus Duplo y Blevit Trocitos, ahí es nada. Y así fue nuestra experiencia:

Nuestro hijo cumple en abril 15 meses. Come de todo, y se lo pasa teta probando todo lo que le echas. Es muy exigente, y cuando algo no le gusta, lo deja perfectamente claro, bien negando con su cabeza, bien escupiéndolo sin ningún reparo.

Pues bien, nosotros, padres preocupados como somos, también probamos las papillas, con gran sacrificio por nuestra parte.
El surtido constaba de tres tipos de papillas diferentes; al preparar notamos que eran fáciles de diluir, y que se hacía rápidamente. No hay problema alguno para llevarte la leche y la ración para prepararlas al instante en cualquier sitio.
Había las Blevit plus Duplo 8 cereales con miel y frutas, y las Blevit plus Duplo 8 cereales con natillas. De estos dos tipos no podemos decir cuál le gustó más a nuestro hijo; se las trincó con un entusiasmo insólito, sin mayores problemas. No es por opinar, pero su padre se queda con las de sabor natillas, que se las tomó con igual entusiasmo que el hijo.

Por otra parte, estaban las Blevit Trocitos cereales y copos de maíz, que son a partir de un año, y en estas hubo alguna dificultad que otra. Los trocitos no le entusiasmaron al principio, y con su habitual alegría empezó a ponernos todo perdido de papilla, lo que conllevó que nuestro perrito tuviera que realizar las habituales limpiezas de rigor (señalar que nuestro perro no tuvo ningún problema con los trocitos). Pero al cabo de unas cucharadas se acostumbró, y desde entonces no tiene problemas con ellas.

Así que ya sabéis; si os apetece darle de probar cosas nuevas a vuestros hijos, no dudéis en probar las papillas Blevit. Y si tenéis un perro cerca por si acaso, mejor que mejor.

¡Hasta pronto, Nenyacos!

miércoles, 4 de marzo de 2015

Cosas de diseño


Saludos ¡Nenyacos! 

Sabemos que os gusta nuestro elefante, el logo de Nenya; sabemos que os gustan las nubecitas que tenemos de fondo de nuestro blog y páginas de redes sociales; sabemos que os gusta la decoración de nuestra tienda; lo sabemos, ¡porque a nosotros también nos encanta!
Y por ello, queremos hablaros de la persona que hizo posible todo esto, porque es una artista siempre llena de ideas frescas y modernas.
En cuánto le dije que quería abrir una tienda de ropa infantil, por aquel entonces solo era una idea, se emocionó tanto como yo... empezó a pensar ideas, colores, logos, … Empezó a buscar detallitos de todo tipo en pinterest (fue ella quién me enganchó a esa red social). Así que nos pusimos a trabajar y trabajar y así surgieron muchas ideas, casi todas se fueron haciendo realidad. Horas ha pasado aquí en la tienda pintando palets, de compras en Ikea, decorando e incluso haciendo galletas para la inauguración. Fue muy divertido tenerla a nuestro lado.
Su nombre es Helena López , y ahora, ha decidido ponerse por su cuenta y emprender su negocio de diseño, tanto diseño gráfico como web e identidad corporativa. Os queremos dejar su página web para que le echéis un vistazo y si necesitáis alguna cosa no dudéis en contactar con ella, ¡no os defraudará! 


miércoles, 25 de febrero de 2015

Ropita bebé


Saludos ¡Nenyacos! 

Hoy os queremos hablar de la ropa de bebés hasta 12 meses; nos acaba de llegar la nueva temporada de primavera-verano y nos ha encantado lo bonita que es.
Nuestro proveedor, Artesanía Granlei, lleva 35 años confeccionando ropa de este tipo. Tenemos las tallas 0-3-6-12 meses, vestidos o trajecitos de tela, perlé, cortos, largos… Fijaros qué bonitos:








 







Ya tenemos la colección expuesta en Nenya para que paséis a disfrutarla. Y si preferís echar un vistazo en nuestro facebook https://www.facebook.com/nenya.urnieta?ref=hl donde tenemos todas las fotitos puestas.

¡Hasta la vista!


jueves, 19 de febrero de 2015

Primer cumple



Hola Nenyacos! Nuestro txikitajo nos ha cumplido ya su primer añito, ¡cómo pasa el tiempo! Si parece que fuera ayer cuando nació...
Queremos contaros unas cositas que preparamos para celebrar ese gran día. Desde el embarazo decidimos que íbamos a hacerle un diario al niño, para que en un futuro viera cómo fue todo el proceso. Hablamos de las cosas que estaban pasando en el mundo, de los momentos importantes del embarazo, cosas divertidas que se nos ocurrían... bueno, ya os lo imagináis.
Total, que la semana antes de su cumple cogimos todo el diario que llevábamos hasta el momento, le añadimos fotos por todas partes y lo maquetamos. Este fue el resultado:






Luego, por supuesto, le hicimos una merendola. Pensamos ideas para decorar el sitio, y al principio pensamos hacer una pancarta en plan “Zorionak, Darien!” o algo parecido, pero buscando ideas por internet encontramos algo muy bonito, ¡nos encantó! Una pancarta de 12 hojas, cada una con una foto de cada mes de su primer año. Así nos quedó:



 





 








El resto os lo podéis imaginar, familia, amigos, mucho zorionak zuriiiiii... ¡¡muchísimos regalos!! Y eso que no hacía tanto desde que habían pasado los Reyes. No sabíamos donde meter tanto juguete, la verdad. Y como no, un gran día rodeados de nuestra gente.